martes, 3 de junio de 2008

Intrahistoria...




Vuelvo a conectar con el universo... Y lo hago trayendo de nuevo los versos de un gran amigo y de un gran poeta _por este orden_.
Elijo este poema porque me retrotrae a mis lecturas de hace algunos años, en los que me aficioné _por otra parte es fácil que suceda_ a leer versos de Unamuno y de Machado. En especial aquellos en que la historia de "millones de hombres sin historia" era la gran protagonista... Por eso, querido David, quizás no haremos Historia (con mayúscula), pero tengamos claro que somos y hacemos Intrahistoria...


HISTORIA

Entre pecho y espalda nos gobierna
el rigor de una incierta anatomía
cuyo ritmo resuena todavía
con el eco feroz de la caverna.

Pero esta maquinaria, de tan tierna,
añora en cada gesto la osadía,
en cada brazo el ansia que solía,
la sed de caminar en cada pierna.

Y al andar, tras los pasos van quedando
como señas de vida nuestros nombres,
como lastre y empuje la memoria.

Nos dejamos vivir, ejercitando,
por la sola costumbre de ser hombres,
la dudosa virtud de hacer historia.


David Hidalgo, el Poeta.

3 comentarios:

Lupe García dijo...

Ay, esa polvorienta y ruinosa Andalucía profunda, y Machado recorriendo estos caminos que yo ahora velozmente transito, subido a una burra, en la apatía del tiempo, contemplando mares de olivos y miseria.
Al menos, espero que dejemos huella en esos alumnos que día a día queremos moldear como personas. Cuando seamos historia...

angie dijo...

la costumbre de vivir sin costumbre es una cerveza en un puerto que no veremos nunca, el blues de la medianoche, la sinrazón que nos quitó la razón mientras tratábamos de encontrar el camino que no iba a ninguna parte. y todo porque nos hacía reír.

PAF dijo...

Ansío extinguirme, y no ser ni historia, ni nada parecido... renuncio a ser recordado, por ser una vanidad demasiado estridente...
Acepto, apacible, desaparecer, sin dejar rastro.