martes, 15 de abril de 2008

Uva y queso... saben a beso (en la Sierra de Albacete)


Perdón por el retraso...

Se me acumulan las vivencias , y estaréis conmigo en que lo del "bombón palpitante" merecía, cuando menos, una esquina en mi universo _que es el vuestro_.
Pero, ¿cómo olvidar este multitudinario encuentro (con I Ching incluido) que vuelve a ratificar mi teoría de que el destino urde un hilo que conecta nuestras vidas y que anuda sus cabos para mantenernos siempre en conexión?
Para mi , este felicísimo encuentro ha supuesto mucho más que el final de la odiosa astenia que retenía mis fuerzas, que me ataba al rojo sofá y obturaba mi pensamiento... Mis pilas están cargadas desde entonces, y mi rojo sofá ya me echa de menos... Ya pienso (¿luego, existo?)
Y todo ello, a pesar de que los bizcochos confeccionados con tanto amor _y con el zumo de las naranjas regaladas por Antonio Ramos_ no salieron como a mí me hubiera gustado.
... Benditas imperfecciones, que nos diferencian de los dioses...
Me emociono recordando :
- el montaje fotográfico por Marruecos que con tanto cariño y admiración prepararon Toni y Vicente _qué grandes sois..._ ,
- los paisajes que nos hiciste compartir, conocer y disfrutar, todo ello unido a tu calidad moral y personal, querido Paco...
-la vitalidad , la simpatía, la entrega, ... ¿qué más se puede pedir, Marga?
- el afecto, la bondad, las ganas de vivir, la superación personal, la gracia en estado puro: sí, eres tú, queridísima Ani _perdón, Ana_ ,
- el abrazo sincero y muy necesario de mis hermanos (putativos), Bego y Pablo _cuánta falta me hacéis_...
-tu necesaria presencia en todas y cada una de nuestras reuniones , por ser el espíritu mismo de la inteligencia, del saber estar: Cristina, no faltes nunca más a nuestros encuentros ...
- vuestro saber, vuestra visión del mundo, vuestras experiencias... Don Ángel y Don Manolo...
- vuestra conversación interesantísima, intentando arreglar el mundo que nos rodea, alrededor de una chimenea crepitante y con una copa de vino jumillano _el mejor_, queridos Raúl y Andrés
-la transparencia, la bondad, la sinceridad _que se dibuja en tu ojos y la que nunca te permitirá ganar en el Juego de las Frases_ , tu capacidad "satantanguica" , querido SaLvATorE...
-tu alocado espíritu, acurrucado en un valle de discreción, tu sonrisa y tu inteligencia, amiga Pilar...
-tu infinito afecto, tu mirada que lo dice todo, la tranquilidad de saberte siempre cerca: ¡¡ que suerte tenemos contigo, querida (al cuadrado) Cata!!...
- me emociono recordando al padre de padres... ninguno como tú: un héroe para todos, porque en todo eres heroico: un héroe intrahistórico, de esos a quienes Unamuno y yo queremos homenajear...¿quién si no, Jesusico?
- Y para un padre heroico... Mateo: inigualable, parte de todos y cada uno de nosotros.
- Y para un padre heroico y un hijo heroico el destino quiso una heroína , una maga _como la de Cortázar_ pero no en un mundo posible, antes bien, en un mundo real... en el nuestro. Gracias, ni más ni menos, por formar parte de nuestro universo, Angie: un ángel con mayúsculas... y no tengo más palabras, porque... sobran.
... Vivo henchido de emoción...
Siempre vuestro...

6 comentarios:

PAF dijo...

Han pasado cuatro años, desde que a unos nostálgicos del queso se les ocurrió hacer una quesada interminable...El tiempo era propicio, las queserías producían sus fermentos sin cesar, la velocidad del viento era la adecuada... y en el cielo asomaban los buenos agüeros de los estorninos...pero, sólo el finde pasado fue posible que el corazón tenebroso de las moiras dispusieran la efectiva realización del evento...Gracias a todos los que lo habéis hecho posible...YA ME PUEDO MORIR EN PAZ.

Begoña dijo...

Aunque no es la primera vez que entro en tu blog, sí es la primera que escribo. Por eso, no puedo dejar de decirte lo que estos encuentros me hacen sentir.
Lo fundamental no es el queso, la luz, los juegos, el cumplir años...sino el reencontrarme con las personas que admiro, me llenan y de las que aprendo.
No sé si el destino está escrito o no, tampoco me importa. Lo único que me interesa es que te miré, hablamos, paseamos, te fui conociendo...y ahora, te quiero. Otro abrazo sincero para mi insustituible amigo.

Anónimo dijo...

Que bueno leerte, amigo Antonio, tu como nadie reflejas en tu blog lo que disfrutamos en la fiesta del queso. Estoy de acuerdo con todo lo que dices de cada uno de nosotros (¡a partir de ahora jugaré a las frases con gafas de sol! - Creo que no valdría de nada, me pillarías igual). Pero de Antonio no se ha dicho nada; creo que esa es tarea nuestra...Antonio...un alma pura, buena persona ante todo, amigo de sus amigos y alguién que sabe escuchar. Para mi, un diamante en bruto. Alguién que cobra mas valor conforme mas lo conoces. Sin duda, de las personas que uno quiere tener cerca...SaLvAtOrE...

Anónimo dijo...

Ay mi Antonio!!que alegria más grande poder leerte de nuevo,la melodia de tus palabras me emocionan mucho,solo tu sabes plasmar las sensaciones y emociones que vivimos en estos encuentros..y por encima de todo sigo pensando en esa suerte que ultimamente llevo a mi lado,que me está haciendo conocer a gente tan maravillosa y autentica como tú,Un besazo de tu Ani.(el bizcocho lo masss)

angie dijo...

homenaje a los que cruzan la raya, a los que se pierden y no quieren que nadie les encuentre, a los que aman el pantalón viejo por eso, porque es viejo, a los que miran el mar y se creen un barco y navegan, a los que no dicen todo lo que piensan para que siga habiendo cofres que desenterrar y que abrir, a los que tienen dos ojos y saben que los tienen... con la ayuda de pessoa, "el poeta fingidor": "Desde mi aldea veo cuanto del Universo se puede/ contemplar dede la tierra... /Por eso es mi aldea tan grande como cualquier otra/tierra,.../porque yo soy del tamaño de lo que veo/y no del tamaño de mi estatura".

Antonio Sánchez dijo...

Gracias a vosotros por entrar en este espacio y dejar vuestra huella _siempre indeleble_ a través de vuestros comentarios que tanta ilusión sabéis que me hacen...
Es como si aún estuviésemos por aquellos lares...
Gracias otra vez.