domingo, 30 de marzo de 2008

La etiología del desamor...(I)


Definimos el amor como algo sublime.

Y el desamor... ¿en qué lugar queda?

Vivimos rendidos ante las magnificencias y virtudes del amor: escribimos, leemos, adoramos los efectos de este dios desde hace siglos ...Los mismos siglos que llevamos blasfemando contra el antagónico desamor, del que es tan difícil explicar sus causas. Del desamor sólo nos preocupa su veneno.
De nuevo, David Hidalgo, el Poeta, nos ofrece su visión sobre el (des)amor y sus (d)efectos:



El amor es usar desodorante,
peinarte bien, plancharte la camisa,
dar al espejo tu mejor sonrisa,
bajar las escaleras galopante;
con bombones o flores por delate,
parecer puntual, llegar con prisa,
esperarla, salir, tirar de visa
en el cine, en el pub, el restaurante;
recibir por la noche tu castigo:
un beso en la mejilla: eres su amigo;
desear que un cuchillo se te clave,
maldecir amistades tan fraternas
y volver con el rabo entre las piernas.
Esto es Amor. Quien lo probó, lo sabe.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola querido amigo Antonio,como me ha gustado tu punto de vista sobre el desamor, me siento muy identificada con la visión de tu amigo y gran poeta David,me ha llegado muy pa mis adentros,y no sé por qué, me ha traido recuerdos que ya creía olvidados...Gueno,a otra cosa,espero verte prontito en la proxima reunión rokipanki,ya queda poco,hasta entonces te mando desde ELX un Besaaaazo Leonado muy grande.Anita.

Anónimo dijo...

AHHH,por cierto,se me olvidaba,la cancion de Pink Martini la soledad es preciosa,me encanta..

Antonio Sánchez dijo...

Ani querida: no sabes cuánto me alegra verte por estos lares...qué grande eres. Pues sí, Anica, el amor y el desamor son los grandes condimentos de nuestra vida. Al final, la piruleta que abre mi entrada es la gran metáfora del desamor, que llega cuando el amor, que es dulce y frágil a partes iguales, se resquebraja y el dulzor se vuelve amargor... Es la vida.
Nos vemos ya mismo en la Fiesta del Queso, ¿no? Espero que no faltéis... os necesito.
Besos aguileños.

Anónimo dijo...

hola te hablan tu profe de sevillanas y tu amiga profe Blan.Por fiiin hemos podido entrar en tu blog. qué bien! este primer comentario no está a la altura de lo que tú mereces pero nos hacía ilusión decirte que acabamos de sumarnos a tu universo particular. desde Almería (Berja), con amor.

Antonio dijo...

A mi profesora de sevillanas y a mi Blanqui les agradezco de corazón que hayan aterrizado en mi universo particular, que es el vuestro, porque todo lo mío es vuestro (incluyo las deudas: jajajajaj).
Nenas, que muchas gracias. Que ya sabéis la ilusión que me hace veros por aquí...gol,gol.
Besos infinitos.

Anónimo dijo...

villegas. Aunque yo no suelo hablar de mi amor...lo más gracioso de ALmería, como tú dices, es de lo más introvertido en estos aspectos. Y supongo que lo sabes... a veces esa actitud es la que protege la infinita timidez de la que no hago gala.
Yo sólo te digo, amigo Antonio mío, que el amor te da tantas cosas buenas que merece la pena sentirse desenamorado. Aunque peque de hortera voy a cerrar mi primera "reflexión" en tu blog con unos versos de una copla sevillanera: "si me enamoro algún día, me desenamoraré, me desenamoraré, para tener la alegría de enamorarme otra vez"...gol,gol!

angie dijo...

Porque hemos aprendido (tantas cosas) con Horacio Oliveira y La Maga por las calles de París, estas palabras de su juego novelístico y existencial: "Así andaban, Punch and Judy, atrayéndose y rechazándose como hace falta si no se quiere que el amor termine en cromo o en romanza sin palabras. Pero el amor, esa palabra... ". Aprovecho para recordar su técnica de pareja, que "consistía en citarse vagamente en un barrio a cierta hora. Les gustaba desafiar el peligro de no encontrarse, de pasar el día solos...".

Lupe García dijo...

Bonito Antonio, very bonito. Te vas superando cada día. Hasta pronto.

Anónimo dijo...

Ruptura de sandwich, ojo a vizor.
La atmósfera quema en edredón de ikea,
has quitado el zumo de mi mañana todo
Y en la colada, las viejas pasiones
que ya nadie lava.
Si tú me dejaras las muecas abiertas,
el ronquido ansioso de tus pensamientos...
para allí colarme y quizás...
matarme....
Todo lo prefiero a este amor dichoso
que tan dulce y pleno
me aburre los besos,
porque me has querido, sin llaga ni duelo.
Y de esta manera, me desnutres de alma.

Antonio Sánchez dijo...

Muchas gracias a ti, seas quien seas anónimo participante... Me encanta tu visión del amor, me encantan tus metáforas , con las que pretendes que el amor deje de ser un ente rutinario que "desnutre el alma". Congratulaciones.

Anónimo dijo...

Ruptura de sandwich,
pasión incierta, quejido hecho colchón,
tu volcán me atrapa, ya no veo otra tela
que la de tus lienzos,cuando
te ciñen
explotando en lava.
Moja mi dedo en ese cosmos alegre
de tu despertar...
quiero derramarme ahora y no izarme más
en la sinrazón de la soledad.

Anónimo dijo...

qué vera la vida
si no son tus ojos,
qué la luz
si no es tu boca,
por dónde se paseará mi soledad
ahora que somos tantos,
qué haré de mi locura
si me das tantas razones,
amanecerá y veré tu noche,
me vestiré de negro
con todos tus colores

Antonio Sánchez dijo...

Qué gran poeta/poetisa, seas quien sean anónimo participante... Tu poesía es un gran regalo.Gracias de nuevo...

Anónimo dijo...

Ruptura de sandwich (FIN)... ya no me queda hambre
me la has quitado toda con tu esparcimiento letal...
no hay ni un brillo que no se aplique a ti
ahogas la luz de tu derredor

PAF dijo...

Querido Antonio: Gracias por tus elogios a mis tres rupturas de sandwich.
El objetivo era hacer una tríada dialéctica desencanto-pasión-ruptura, para conjurar la desgracia en el amor... Me pareció un lugar ideal.
Un abrazo.

Antonio Sánchez dijo...

Gracias a ti, Pablo amigo, porque de verdad que vuelves a dar _si cabe_ otra vuelta de tuerca... De entre todas las capacidades y aptitudes que se te reconocen _y que es tan difícil contabilizar, por ser tantas y tan variadas_ juro que la de la creación lírica no la había ni imaginado... ¿Cómo se me puede haber pasado por alto? Me quedo _otra vez_ sin palabras, ya que la dialectica del desamor que has expresado a través de estas tres "rupturas de sandwich" es simplemente otra manifestación de arte del bueno...
Enhorabuena.